Información

Clamidiosis felina: causas y prevención


Causado por una bacteria llamada Clamidia psittaci, La clamidiosis felina es una infección que afecta al tracto respiratorio y ocular de los gatos, provocando síntomas como conjuntivitis y rinitis en el animal. Más común en lugares donde hay muchos coños hacinados, la enfermedad es bastante contagiosa, y el contacto directo de un gato sano con un animal infectado (o con las secreciones que libera este animal enfermo) es su principal forma de transmisión.

Las gatas embarazadas que tienen la enfermedad también pueden transmitir sus bacterias originales a sus crías, y los lugares poco ventilados y antihigiénicos también favorecen la transmisión de Clamidiosis, y una buena parte de los gatos infectados alguna vez por la enfermedad acaban sufriendo la aparición de forma recurrente.

Considerada una zoonosis, la enfermedad también se puede transmitir a los humanos que entran en contacto con un gato enfermo (en casos muy raros), y la principal forma de prevenir el problema es mediante la vacunación, siendo el antígeno de clamidiosis un Vacuna cuádruple multipropósito.

Aunque muchos profesionales afirman que, incluso con la vacuna, la Clamidiosis felina todavía puede afectar a los felinos; sus consecuencias, en estos casos, son considerablemente menores que las que ocurren en coños no vacunados; por lo tanto, esta prevención en felinos aún jóvenes es extremadamente importante para mantener el bienestar del animal.

A continuación, conozca los principales síntomas, complicaciones y formas de tratar la enfermedad (también conocida como neumonitis felina) y aprenda a identificar los signos en el coño de su mascota.

Leer más: Panleucopenia felina: cómo identificar y tratar

Los síntomas de la clamidiosis felina

Aunque es asintomático en algunos animales, la mayoría de los gatos infectados comienzan a mostrar una serie de signos típicos de la enfermedad, que provoca fiebre, estornudos, tos e inflamación de la mucosa ocular, entre otros. La conjuntivitis es sin duda el signo principal y más aparente de Clamidiosisy deja los ojos del felino irritados y enrojecidos, mostrando una secreción que puede variar de un líquido a una consistencia más espesa, similar al pus.

En la mayoría de los casos, la infección aparece primero solo en uno de los ojos del animal, contaminando el otro después de un tiempo. Los síntomas característicos de la gripe felina también pueden manifestarse en el animal, que incluyen, principalmente, dificultad para respirar y rinitis. En casos más severos (que ocurren, principalmente en cachorros), el problema también puede desencadenar neumonía, aumentando la posibilidad de muerte, lo cual es muy raro debido a la enfermedad.

Diagnóstico y tratamiento de la clamidiosis

El diagnóstico de la enfermedad se realiza, la mayoría de las veces, de forma clínica, observándose la recurrencia exagerada de la conjuntivitis en el felino, sin embargo, también se pueden solicitar pruebas de laboratorio para confirmar la condición. Tratamiento de Clamidiosis felina varía según los principales síntomas del coño afectado, e incluye desde la aplicación de colirios y limpieza de la región ocular (con soluciones fisiológicas) hasta el uso de medicamentos como antibióticos y antiinflamatorios, entre otros.

Cabe recordar que no se debe administrar ningún tipo de medicación a los animales sin haber sido prescrito por un profesional y, por ello, antes de realizar cualquier acción para aliviar los síntomas de tu gatito es imprescindible una visita al veterinario.


Video: Charla sobre prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (Septiembre 2021).