Información

Artritis


Inicie sesión en nuestro sitio o cree una cuenta

Causas de la artritis en perros

La artritis comienza con daño al cartílago dentro de la articulación afectada. El daño se produce debido al desgaste de la articulación por envejecimiento, anomalías congénitas, obesidad, lesiones deportivas o lesiones traumáticas.

En una articulación normal, el cartílago actúa como un amortiguador, proporcionando un cojín entre los huesos que forman la articulación. Cuando se daña el cartílago de una articulación, las células mueren y liberan enzimas que causan inflamación dentro de la articulación y la producción de líquido articular excesivo y de baja calidad. Pueden desarrollarse crecimientos extra óseos llamados osteofitos. Cuando el cartílago se adelgaza mucho, el espacio articular se estrecha y el hueso debajo del cartílago se deteriora. Sin cartílago en su lugar para absorber el impacto, los huesos y otras estructuras dentro de la articulación de su mascota se dañan.


Cuidado de mascotas de alta calidad en Frederick, MD

¡Manténgase un paso por delante de cualquier problema de salud potencial en su mascota con visitas regulares de bienestar en Old Farm Veterinary Hospital!

Durante un examen, repasamos todo, desde los hábitos alimenticios hasta el tiempo de juego, para comprender mejor la salud general de su mascota.

¿Tiene alguna inquietud? Nuestros increíbles veterinarios y personal están aquí para ayudarlo. Llegaremos a la raíz del problema y crearemos un plan de cuidados específico para su mascota. ¡Contáctenos para programar una cita hoy!


1. Consulte a su veterinario para obtener tratamientos efectivos.

La artritis se puede tratar con medicamentos antiinflamatorios, suplementos dietéticos y agentes condroprotectores. Su veterinario puede recetar medicamentos antiinflamatorios no esteroides para disminuir la inflamación y el dolor. Los agentes condroprotectores como Cartrophen ayudan al cuerpo a reparar el cartílago y estimulan su función. Habla con tu veterinario sobre si estos tratamientos son adecuados para tu perro.

2. Controle el peso y la dieta

Las articulaciones con artritis se deterioran más rápidamente en perros con sobrepeso. Bajar de peso le quita algo de tensión a los huesos y articulaciones de su perro. Las dietas especiales que contienen ácidos grasos omega-3, glucosamina y sulfato de condroitina también pueden ayudar a aliviar los síntomas de la artritis.

3. Ofrezca una cama blanda

Una cama ortopédica para perros hecha de espuma viscoelástica ayudará a mantener las articulaciones y los huesos de su perro. Proporcionar una cama de apoyo también es muy importante para los perros delgados, cuyos huesos podrían rozar incómodamente las superficies duras de otro modo. Algunas tiendas de mascotas venden camas hechas especialmente para perros con artritis.

4. Instale rampas, cubos y pisos antideslizantes.

Los perros mayores pueden tener dificultades para navegar por escaleras, pisos de madera y baldosas. Hay rampas y cubos disponibles para ayudar a su perro a subir escaleras y levantarse o bajarse de los sofás. Al colocar alfombras o alfombras sobre pisos resbaladizos, su perro también estará mucho más estable sobre sus patas.

5. Prueba el masaje y el ejercicio.

Piense en todas las veces que su fiel amigo le ha ayudado a sentirse mejor. Ahora es un excelente momento para devolver el favor. El masaje puede aumentar la movilidad y la flexibilidad de su perro, mejorar la circulación y ayudarlo a relajarse. Puede amasar suavemente los músculos rígidos de su perro (evite ejercer presión directa sobre las articulaciones de su perro, lo que podría ser doloroso) o programar una cita con un masajista profesional para mascotas que pueda mimar a su perro.

Incluso con artritis, el ejercicio diario ayuda a fortalecer los músculos y ligamentos de su perro y reduce el riesgo de lesiones.

6.Tome tiempo para arreglarte

Los perros artríticos tampoco pueden limpiarse solos, especialmente en aquellas áreas de difícil acceso. Por esta razón, un perro mayor debe ser arreglado con más frecuencia que uno más joven. Cepille el pelo de su perro con regularidad para deshacerse de las esteras y enredos, y recuerde ser suave en todo momento.


La artritis es una inflamación de las articulaciones y es un problema común para muchos perros, que causa dolor, malestar y rigidez. En perros con artritis, el cartílago dentro de una articulación (cadera, codo, etc.) cambia o se daña, haciéndolo menos liso y haciendo que los huesos de la articulación se froten entre sí. Este roce puede ser incómodo o doloroso y puede dañar aún más el cartílago. Como resultado directo de esta mayor fricción, se forma hueso nuevo alrededor de la articulación, haciéndola más rígida y más difícil de mover (conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones).

La artritis suele ser un problema en los perros mayores, pero la afección puede desarrollarse desde una edad temprana debido a problemas con el desarrollo de los huesos y las articulaciones. Dependiendo de la causa, la artritis puede afectar una articulación o cualquier número de articulaciones de su perro. La mayoría de los casos se desarrollan como resultado de un roce anormal dentro de la articulación causado por:

  • inestabilidad articular (por ejemplo, después de daño de ligamentos)
  • daño o desarrollo anormal del cartílago
  • daño causado por trauma (por ejemplo, fracturas)


Ver el vídeo: Consejos para pacientes con artritis reumatoide (Septiembre 2021).